Cabinas de flujo laminar

Cabinas de Flujo Laminar

Las cabinas de flujo laminar forman parte del equipamiento estándar de los laboratorios de embriología y las salas de ambiente controlado en general por sus especiales características y funciones.
Estas cabinas, también conocidas como cámaras o campanas de flujo laminar son recintos en los que gracias a la acción de un ventilador, se fuerza el paso del aire a través de un filtros absoluto ( HEPA o ULPA), proporcionando un aire limpio y estéril libre de partículas a la zona de trabajo.

El uso de estas cabinas es variado, desde cultivos celulares a cualquier otro sistema o proceso que deba mantenerse limpio y en el que se deba evitar su contaminación.
Por lo tanto, el diseño de estas cabinas debe cumplir con ciertos requisitos tales como una velocidad de paso de aire constante para el barrido de la superficie de trabajo y evitar la suspensión de partículas viables de contaminarlas muestras o productos tratados.
Estas cabinas se pueden encontrar tanto en vertical como en horizontal, según la disposición del filtro HEPA:

  • horizontal si está en la parte superior.
  • vertical si lo está en la parte trasera de la zona de trabajo.

No obstante, el flujo de aire siempre se dirige hacia el técnico por lo que estos equipos ofrecen protección únicamente a la muestra que se maneja en su interior, pero nunca al técnico.

Cabina flujo laminar Vertical


Cabina flujo laminar Horizontal

Cabinas de Seguridad Biológica (CBS) o de Seguridad Microbiológica (CBM)

Las Cabinas de Seguridad Biológica (CBS) o de Seguridad Microbiológica (CBM) son la primera barrera de protección/contención y están diseñadas para proteger al personal, al producto y al medio ambiente.
Se trata de recintos ventilados diseñados para limitar al máximo el riesgo del personal de laboratorio expuesto a agentes infecciosos. Ello es especialmente importante si se tiene en cuenta que muchas de las operaciones realizadas en un laboratorio implican la formación de aerosoles. Estos equipos tienen como objetivo principal proporcionar una zona de trabajo que minimice la probabilidad que una partícula transportada por el aire tiene de escapar hacia el exterior de la cabina y contaminar así al operario y a la zona que le rodea.
Podemos diferenciar, principalmente, cuatro tipos de cabinas:

  • Cabinas para volátiles (campanas extractoras o Vitrinas de gases).
  • CBS Clase I
  • CBS Clase II
  • CBS Clase III

Cabina CSB clase II


Cabina CSB clase II

Validación y cualificación operacional de una cabina.

Es el proceso de verificación del funcionamiento esperado y requerido de los equipos y que estos son capaces de operar satisfactoriamente en el rango de los parámetros operacionales para los que han sido diseñados.
En Europa los criterios de funcionamiento y las recomendaciones de funcionamiento de las CSB, vienen recogidas en la norma UNE-EN 12469 de 2.001 “Criterios de funcionamiento para las cabinas de seguridad microbiológica”.

En el ANEXO K de la norma “RECOMEDACIONES PARA EL MANTENIMIENTO DE RUTINA DE LAS CSM, indica que deberían efectuarse ensayos de mantenimiento de rutina para las CSM de clase I, clase II y clase III a intervalos regulares o según se determine por las autoridades competentes.

Servicio de validación/cualificación de cabinas

Las cualificaciones de cabinas incluyen, entre otros, los siguientes aspectos:

  • Inspección visual de las superficies de la cabina
  • Verificación de los indicadores y las alarmas
  • Velocidad del flujo descendente
  • Ensayo velocidad en la apertura frontal
  • Test de fugas en filtros HEPA
  • Contaje de partículas según 14644-1:2015 en zona de trabajo